EDICIÓN ILIMITADA
Pedals de Foc Non Stop - Ultramarathon Series 2014
EN SU NOVENA EDICIÓN, LA PEDALS DE FOC NON STOP LOGRÓ QUE CADA UNO DE LOS 330 BIKERS QUE TOMARON LA SALIDA EN VIELHA VIVIERAN UNA JORNADA ÉPICA DE MOUNTAIN BIKE. TODOS ELLOS, DEL PRIMERO AL ÚLTIMO, REGRESARON DEL VAL D'ARAN CON SU PROPIA HISTORIA, ÚNICA, IRREPETIBLE E INTRANSFERIBLE. ÉSTA ES LA CRÓNICA DE UN SUEÑO HECHO REALIDAD: PASAR UN DÍA ENTERO PEDALEANDO –Y DISFRUTANDO– DE UNA RUTA MÍTICA, LA PEDALS DE FOC.
3.30 AM. Suena el despertador. “¡Esto es surrealista!”. 4.00 AM. El buffet del hotel acoge una pasta-party en la que hordas de bikers hiperactivos engullen carbohidratos como si no hubiesen probado bocado en semanas. 5.00 AM. Bajo el arco de salida, en el centro de Vielha, nos citamos 330 ciclistas ansiosos por vivir una aventura. Por delante nos aguardan 200 km de travesía con 5.700 m+ de ascensión acumulada. La mayoría la intentarán completar en el día. “Casi todos están inscritos en la categoría Oro”, nos informaba Pep Vega, director de Pedales del Mundo y de la prueba, durante la víspera. Nosotros nos lo tomaremos con más calma. Somos de los pocos inscritos –no llegamos a 40– de la categoría “Plata”, que divide el itinerario en dos etapas, parando a dormir en Espot, en el km 136 del recorrido. Los otros 300 valientes van a por el “Oro”.

EL DÍA MÁS LARGO
Con absoluta puntualidad, abandonamos Vielha a orillas del río Nere, por la pista que sube hacia el túnel. En apenas un minuto, el pelotón se deshilacha, convirtiéndose en una larga culebra de lucecillas blancas y rojas. La sensación es realmente extraña: la falta de sueño, la oscuridad, las ganas de empezar, los nervios, las dudas, el desayuno... Todo ello forma un batiburrillo de emociones contenidas que tratamos de controlar: “Será un día largo. Hay que ir paso a paso, superando una a una cada dificultad...”. Todavía medio sonámbulos, nos adentramos en el solitario túnel, en el que nos han reservado un carril para nosotros solos. Al otro lado, el valle de Barrabès nos recibe con las primeras luces y una larga bajada que ya conocemos de cuando hicimos la Pedals de Foc por etapas, hace ya unos cuantos años.
Tras una zona de divertidos senderos, llegamos a Vilaller, donde se encuentra el primero de un total de ocho avituallamientos.
La segunda ascensión del día nos lleva hasta el Coll de Serreres, donde la PdF Non Stop nos sorprende con un sector completamente nuevo, un sendero delicioso con algunos pasos técnicos que nos despiertan de golpe y nos conducen prácticamente hasta Llesp, donde tomamos el taquicárdico Camí de l’Aigua, en dirección a Gotarta.
LA FALTA DE SUEÑO, LA OSCURIDAD, LAS GANAS DE EMPEZAR, LOS NERVIOS, LAS DUDAS, EL DESAYUNO... TODO ELLO FORMA UN BATIBURRILLO DE EMOCIONES CONTENIDAS QUE TRATAMOS DE CONTROLAR
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
PEDALS DE FOC NON STOP
Recorrido: 200 km & 5.700 m+.
Itinerario circular: Salida y llegada en Vielha, Val d'Aran (Lleida).
Tipo de terreno: Predominan caminos y pistas, aunque también hay sectores técnicos largos muy divertidos. Este año hubo senderos extra inéditos.
Orientación: La organización facilita a todos los inscritos el track para GPS. No hay señalización sobre el terreno.
Categoría Oro: La Pedals de Foc en un solo día, con cierre de control en Espot a las 19.00 h.
Categoría Plata: La ruta se divide en dos etapas, pernoctando en Espot (km 136).

+ info: www.mtbultramarathonseries.com

Las horas pasan rápidas cuando haces lo que más te gusta. Sólo debemos pasar los controles dentro del límite horario, procurar no sufrir averías y recuperar energías en los surtidísimos avituallamientos.
Cuando afrontamos el colorido Coll de l’Oli, el sol ya cae a plomo, pero el cuerpo, bien hidratado y alimentado, responde a las duras rampas sin pestañear. Hemos entrado en una especie de trance eufórico, un estado psicomental que con cada pedalada nos aleja un poquito más de la realidad, izándonos hacia la cumbre.
En lo más alto, la alegría perdura intacta y abordamos con prudencia y muchas ganas la bajada más difícil de la ruta, que nos sitúa a poca distancia del avituallamiento de Espui, donde también hay servicio de asistencia mecánica. Aquí empieza la ascensión al mítico Coll del Triador –de 12 km y 950 metros de desnivel–, nuestro último escollo del día.
Es una subida larga pero sostenida, y el cielo despejado nos relaga hermosas vistas. Al coronar, sin embargo, empieza a entrar un fuerte viento que arrastra unas oscuras nubes de tormenta. Durante la larga y panorámica travesía que nos lleva por encima de los 2.000 metros de altitud hasta La Portella, hacemos apuestas sobre si la lluvia nos alcanzará. Por suerte, ganan los optimistas, y sólo nos llueve encima durante la bajada. Una vez en Espot, tan calados como cansados, suspiramos: “¡Menos mal que hacemos Plata!”.

RETOS PARA TOD@S
Espot amanece cubierto de charcos y con el cielo encapotado. Nuestros cuerpos chirrían, magullados, tras la paliza del día anterior. “Pocas veces hacemos 140 km con 4.000 m+ en un día”. “Mejor dicho: nunca”. “No me quiero ni imaginar ir del tirón hasta Vielha...”.
Minutos después de las 7 AM, el pelotón “Plata” –más algún aspirante a “Oro” repescado– rueda bajo la lluvia.
Aunque todo parecía indicar que el remojón duraría horas, poco después de pasar la divertida pero resbaladiza trialera de la Roca d’Estaís, un hermoso arcoíris se proyecta sobre el Vall d’Àneu.
El track del GPS nos conduce bajo el tímido sol a través del bosque de Jou y Son, donde tomamos el juguetón Camí del Calvari, que atesora una sucesión de singletracks de película, seguidos de varios sectores más técnicos, como el que hay al salir de Sorpe.
Envueltos por montañas de cumbres nevadas, la ruta discurre junto a las aguas del Noguera Pallaresa por una estrecha carretera local hasta poco más allá de Alós d’Isil. Después, una pista de montaña nos adentra en el paradisíaco Val de Montgarri. En el popular refugio saboreamos el último avituallamiento de la prueba. Sólo resta un esfuerzo final para divisar Vielha y encarar el veloz y vibrante descenso rumbo a la línea de meta. La llegada es emocionante, y eso que hoy somos los últimos. De repente, ya no notamos el cansancio. “¡Lo hemos conseguido!”.
Allí está Pep Vega, que nos felicita, nos entrega los maillots de finisher y nos pregunta cómo ha ido. “Ha sido fantástico. El año que viene volvemos”, contestamos. “Pero para hacer la Oro, ¿eh?”, nos anima. Parece que nos haya leído el pensamiento. “Sí, pero para eso habrá que entrenar de verdad”.

ASÍ LO VIVIERON ELL@S

1º Llibert Mill, Pedales del Mundo (10 h 19 min 36 seg): “Ha sido un día muy emocionante”, confesaba tras ganar su quinta PdF Non Stop y llevarse la I Copa Catalana Internacional de BTT Ultramarathon. “De las ocho PdF Non Stop en las que he participado, la de este año ha sido la más competida, la que ha tenido más alternancia en los puestos de delante y, personalmente, creo que ha sido también la más divertida. No he sabido que ganaría hasta el último momento. Por otra parte, lograr el campeonato es un verdadero honor para mí. Me hace muchísima ilusión, aunque creo que estos títulos se valoran más con el tiempo. Lo que más celebro ahora es que lo hemos pasado muy bien con la bicicleta. Ha sido una jornada memorable”.

1ª Emma Roca, Buff Team (13 h 52 min 44 seg): Tras hacer suyo el “veni, vidi, vici”, Emma Roca –bombera, bioquímica, deportista de élite y, sobre todo, “madre de tres criaturas”–, reconoció que la victoria fue una “gran sorpresa, pues no sabía ni qué rivales tendría”. La ultrafondista, que tras una década compitiendo al más alto nivel en raids de aventura –“en los que hay mucha BTT”– se ha especializado en los útlimos años en carreras a pie por montaña de larga distancia. “Participar en la PdF Non Stop era un reto. Le tenía mucho respeto porque no había acumulado kilómetros de bici este año. Fue mi marido, David, quien me animó. Sabía que podía acabar pero no en qué condiciones, pero la prueba fue mejor de lo que esperaba y sólo me resentí físicamente de la espalda. ¡Lo demás fue fantástico!”.

2º Joseba Albizu, Erreka Bike (10 h 27 min 02 seg): “Nunca había corrido algo similar. Es una prueba única, muy especial, por el kilometraje, los paisajes, la dureza…”, confesaba el ex-ciclista profesional. “Ha sido muy emocionante hasta el mismísimo final. Logré pasar primero y destacado por el Pla de Beret, pero se me acabó la batería del GPS, así que me puse a seguir a las motos que abrían la carrera, pero uno de ellos se perdió y el otro se quedó esperándole. Tuve que improvisar y no me salió bien. Pese a haber quedado tan cerca de la victoria, me voy con muy buen sabor de boca y con ganas de repetir el año que viene”.

2ª Anna Bello, Oxigen Btt Garraf (14 h 40 min 23 seg): “Era mi segunda PdF Non Stop y ha sido una sorpresa el crono que he conseguido, pues he bajado mi tiempo casi 5 horas desde el 2012. Aquella participación me sirvió para motivarme y empezar a entrenar más en serio. Me encanta esta prueba porque estás horas y horas haciendo lo que más te gusta, aislada, concentrada en pedalear por alta montaña, disfrutando de la naturaleza que te rodea”.

3º Pau Zamora y Joan Llordella, Buff Pro Team (11 h 03 min 08 seg): “Ha sido un día fantástico de mountain bike. Hemos tenido algunos problemas de pinchazos y algún despiste con el GPS, pero lo hemos pasado muy bien. Al final, hemos entrado juntos, como buen equipo que somos, muy contentos de haber vivido esta experiencia pirenaica”.

3ª Laura Baleta, Pedales del Mundo (14 h 47 min 39 seg): “Ganar la Copa Catalana de Ultramarathon es para mí un sueño hecho realidad. Han sido tres pruebas totalmente diferentes, con tres paisajes realmente variados, pero todas con su atractivo natural. Para los que nos gusta esta modalidad de mountain bike, un circuito de competiciones así es una gran noticia. Lo es para los que luchan por la victoria, pero también para los que sueñan con ser finishers de un reto de este calibre. La Pedals de Foc es para mí muy importante porque cuando hice la ruta en 4 etapas, hace 5 años, jamás habría osado imaginar que algún día la haría non stop. Hacer la Pedals de Foc me hizo cambiar muchas cosas en mi vida, y una de ellas fue descubrir mi gran pasión por la bicicleta”.



5 MINUTOS CON...

Pep Vega, director de Pedales del Mundo: “La Pedals de Foc Non Stop es una maravillosa locura, una gran fiesta del mtb de larga distancia. Mañana es el gran día, el día en el que todos hemos depositado tantísimas ilusiones. Es la final de la I Copa Catalana Internacional de BTT Ultramarathon, que este año ha constado de tres pruebas –Pedals del Cister, Llibert Mill y PdF Non Stop– y que en años venideros irá creciendo”, explicaba Pep Vega durante el briefing de la carrera. Con el micrófono en una mano y el corazón en la otra, Pep se declaró “enamorado del Val d’Aran, el lugar más hermoso del mundo”. “Aquí descubrí el apasionante mundo del ciclismo y años más tarde, junto a Òscar Balsells, creamos la Pedals de Foc, ruta pionera del cicloturismo de montaña que este año celebra su décima temporada. Os deseo mucha suerte mañana a todos y todas. Y disfrutad del recorrido, que está realmente espectacular”.

Òscar Balsells, alma mater de Pedals de Foc: “Para mí es un sueño hacer este viaje en un solo día. Todavía recuerdo cuando hice la Pedals de Foc por primera vez. En aquella época, yo era corredor de montaña y apenas pedaleaba, así que hice toda la prospección corriendo”, reconocía al recoger su dorsal la víspera de la carrera. “Creo que la he preparado a conciencia. Llevo 3.500 km en las piernas en lo que llevamos de temporada”. Al día siguiente, Òscar vio su sueño hecho realidad. Cruzó la línea de meta en un tiempo de 16 h 09 min 41 seg.

Texto y fotos: Sergio Fernández Tolosa & Amelia Herrero Becker, para Solo Bici nº 280, septiembre 2014


OTROS REPORTAJES DE CONUNPARDERUEDAS...